Pentax Q7 frontal

Pentax Q7

Pentax Q7

Oferta
Pentax Q7 12.4MP Cámara Digital Mirrorless con Zoom Estándar de 5-15 mm y Zoom Telephoto 15-45 mm, negra
  • Sensor CMOS retroiluminado de 1/1.7"
  • AF rápido y preciso
  • Video Full HD
  • Vídeo Full HD, Codec H.264
  • Amplía gama de objetivos y accesorios dedicados

LaPentax Q7 está entre el elenco actual de cámaras con lentes intercambiables más pequeñas y ligeras.

En su interior se encuentra un sensor CMOS de 1/1,7" y el supercompacto sistema de lentes Q-mount.

Este modelo de Pentax también cuenta con enfoque automático mejorado en condiciones de poca luminosidad, un mecanismo mejorado de reducción de las vibraciones, grabación de vídeos en alta calidad, exposición HDR en la cámara, compatibilidad con tarjetas Eye-Fi, un modo de exposición múltiple y una pantalla trasera de 3 pulgadas y 460.000 puntos.

Al igual que otros modelos de Pentax en esta ocasión también nos ofrecen hasta 120 colores diferentes, siendo esta una configuración opcional, ya que los colores básicos de la carcasa son tres.

Pentax Q7 sin objetivo

Facilidades con la Pentax Q7

Aunque la gama Q, fue de las últimas en incorporarse a la tendencia de las cámaras sin espejo, ya podemos constatar la consolidación de este tipo de máquinas en el mercado.

Estamos ante un modelo con unas dimensiones más reducidas que la media, y también con un peso más bajo que los habituales de las cámaras contra las que compite.

La noticia más destacable está en el tamaño del sensor que monta esta Q7 vez es de 1/1,7 pulgadas, aunque la resolución no tiene esa mejora, y se ha mantenido, quizás con sensatez, en 12Mp.

Al igual que con sus últimas DSLRs, Pentax incorpora a este modelo una amplia gama de colores.

La continuación en el uso de estas gamas cromáticas, tiene mucho que ver con aspectos o variables más a nivel de marketing que pensando en las funcionalidades de la máquina, pero esto nos da pie a pensar que la actualización de esta serie Q con este modelo, se justifica ya que muchas Q7 se venden gracias a su aspecto exterior.

Tanto sus proporciones reducidas, como su “interesante” oferta de colores nos llevan a pensar que estamos ante un juguete.

Dicho esto, podemos imaginar que la Q7 es muy popular entre aquellos que prefieren un dispositivo que sea pequeño y compacto, por encima del requisito de la calidad de imagen, que tal vez un sensor y cristal más grande garantizarían.

Evidentemente no estamos ante un modelo que nos llame la atención para su uso profesional.

Dado que no disponemos de conectividad Wi-Fi, se ofrece la compatibilidad con tarjetas Eye-Fi como compensación para permitir la transferencia y copia inalámbrica de imágenes.

Si miramos de frente este modelo se parece a una DSLR, y al menos exteriormente, nos induce a pensar que esta es una mejor opción para capturar nuestras fotos que usando nuestro móvil.

Evidentemente el tamaño ha tenido una importante influencia en algunos aspectos del diseño de la máquina y por tanto en sus características, por ejemplo la bombilla del flash está situada en la parte superior derecha de la posición del objetivo, lo suficientemente cerca del borde de la cámara como para que un dedo pueda bloquearla parcialmente, provocando la calidad deficiente de la imagen obtenida.

Pentax Q7 con objetivo separado

Curiosamente, el flash no se levanta manualmente para que su uso, ya que a diferencia de la mayoría de los CSC de la competencia que hunden un flash emergente en sus zonas superiores, la ventana del flash de la Q7 permanece constantemente visible en la parte delantera.

En el lado opuesto de la montura de la lente, situado en la parte superior izquierda si se mira desde la parte frontal, encontramos la lámpara de asistencia AF/indicador de autodisparador.

Junto al borde estriado aparece un pequeño dial que nos permite seleccionar el modo de disparo.

Aquí tenemos ocho opciones entre las que elegir a la hora de configurar nuestras fotografías, desde las habituales alternativas de modo automático y vídeo, pasando por el programa, la prioridad de obturación, la prioridad de apertura y los ajustes manuales, hasta una amplia selección de 21 modos de escena.

La última opción de este dial es el “Control de desenfoque”, una característica mediante la cual podemos desenfocar selectivamente el entorno de los objetos mediante una rotación parcial del dial de comandos trasero de la Q7.

Con una apertura máxima de f/2,8 (hasta f/4,5), logramos conseguir un atractivo “bokeh” con el uso manual del zoom suministrado en la Q7.

En la parte delantera de la cámara, por debajo del dial de modo de disparo tenemos una empuñadura estrecha pero interesantemente redondeada con un efecto cuero.

Aunque la cámara se puede sujetar con ambas manos, otro dial montado en la parte inferior derecha del objetivo interfiere ligeramente esta posibilidad.

Los ajustes de este dial están numerados del uno al cuatro, y tenemos acceso a los ajustes de color que mejoran la imagen, aplicados en el momento en que se capturan las imágenes.

Además contamos con un conjunto de filtros de efectos a los que se accede a través del botón del menú principal, cuenta con opciones ya configuradas de antemano a las que se puede recurrir en un momento si queremos añadir un estilo visual adicional cuando las condiciones son aburridas.

Ya hemos mencionado al menos tres de los controles de la placa superior. Añade a esto un pequeño botón de encendido empotrado de forma parcial, y un botón de reproducción del mismo tamaño.

A la izquierda del botón de reproducción, se localiza un botón deslizante para levantar el flash emergente, además el flash no necesita ser levantado para que siga funcionando, pero cuanto más lejos se ubique del objetivo es menor la probabilidad de provocar el defecto de los ojos rojos en nuestras fotografías.

Los ajustes de flash son bastante completos, tenemos automático, automático con reducción de ojos rojos, forzado, forzado con reducción de ojos rojos, sincronización lenta, sincronización lenta con reducción de ojos rojos, sincronización de cortina de arrastre y apagado.

Pentax Q7 con flash

Aunque la Pentax Q7 por fuera puede parecer un juquete, al encender la máquina comprobamos que Pentax ha tomado en serio el diseño de este modelo y las características de este modelo ya no son un juego.

Un ejemplo de estas características, es que la cámara se enciende en un segundo, lo que significa que estamos en tiempos similares a los de cualquier otra cámara DSLR de nivel básico.

Presionando el disparador hasta la mitad de su recorrido, se produce una pausa momentánea antes de que los puntos de enfoque automático aparezcan en la pantalla resaltados en verde, la imagen se ajusta visiblemente para el enfoque y la exposición.

Continuando con la presión completa del disparador y se grabará en la memoria una imagen JPEG de gran tamaño y máxima resolución en sólo dos segundos.

También existe la opción de disparar en formato Raw o Raw+JPEG. Las relaciones de aspecto de imagen ofrecidas son 16:9, 3:2, 4:3 y quizás más inusualmente 1:1.

En la parte superior encontramos un botón a la derecha, este botón nos permite controlar la compensación en la exposición.

Debajo localizamos un conocido panel de control de cuatro direcciones dispuesto como un conjunto de teclas cruzadas.

En una de stas cuatro opciones está un botón para configurar el ISO, estos ajustes van desde el ISO100-200 hasta el 100-12800.

Otro de los botones nos ofrece la opción de disparo único o continuo, utilizando la cámara con un mando a distancia opcional.

La tercera opción es un botón para el balance de blancos, con una selección completa de opciones de luz diurna y balance de luz artificial, además de la posibilidad de establecer el balance de blancos manualmente.

La última opción de esta botonera es para las opciones de flash, como ya se ha comentado.

En la parte inferior derecha de la parte posterior de la cámara nos encontramos con los dos últimos controles de la Q7 con la información y el menú autoexplicativos.

Podemos acceder a algunas de las opciones anteriores a través del botón “menú”, aunque no de una forma tan directa y cómoda.

Las opciones de menú se dividen en una serie de carpetas numeradas, similares a las de una cámara digital DSLR, divididas en opciones de fotogramas, opciones de vídeo (que incluyen la posibilidad de utilizar cada uno de los filtros digitales accesibles en el modo fotogramas), además de las opciones habituales de reproducción, configuración y menú personalizado, que permiten configurar características de la cámara como poder acceder al anillo de enfoque incluso cuando se dispara en modo AF y, como se ha indicado anteriormente, disparar el flash cuando está recogido.

La batería de este modelo nos permite sacar 260 fotografías siendo similar a las máquinas con las que se enfrenta en el mercado.

Pentax Q7 trasera

Calidad fotográfica para la Q7

Inevitablemente el sensor de 1/1,7 pulgadas de la Q7 no es comparable en rendimiento del sensor APS-C de una DSLR, y su objetivo no puede pretender igualar a otros con cristales más grandes.

La calidad de imagen de esta compacta, se ajusta en gran medida a lo que esperábamos de una cámara que viene a cubrir el hueco entre una máquina instantánea de bolsillo y una DSLR completa.

En otras palabras, mientras que en el peor de los casos las imágenes pueden parecerse a las fotografías más comunes y habituales.

Además, la apertura máxima f/2.8 del objetivo del kit no es mala para el zoom, y aún así nos permite lograr algunos efectos de profundidad de campo.

Además, si se usa con destreza, existe la ventaja de configurar un poco más de contraste y color a través de la perilla situada en la parte delantera del Q7 si se adapta a la escena y al sujeto, lo que proporciona un estilo y fuerza visual interesantes.

Para la fotografía de interiores usando luz natural, las opciones ISO seleccionables manualmente van desde ISO 100 hasta ISO 12.800.

Los resultados en los dos ajustes más altos de ISO 6.400 e ISO 12.800 son cada vez más ruidosos en apariencia, con colores visiblemente distorsionantes.

Por el contrario, configurando la máquina con ISO 3.200 o valores inferiores tenemos unos resultados mucho más admisibles.

Flash de relleno

Los modos de flash incluyen Automático, Automático+Reducción de ojos rojos, Flash encendido, Flash encendido+Reducción de ojos rojos, Sincronización a baja velocidad, Sincronización a baja velocidad+Reducción de ojos rojos, Sincronización de la cortina de marcha atrás y Apagado del flash.

Fotografía con escasa luminosidad

La Pentax Q7 nos permite usar velocidades de obturación de hasta 30 segundos, e incluye también un modo Bulb, lo que es una muy buena noticia si está seriamente interesado en la fotografía nocturna.

Pentax Q7 con objetivo cerrado

Q7 en resumen

La cámara sin espejo más pequeña ofrece con este modelo una actualización bastante interesante y que puede llevarnos a considerar que estamos ante el modelo Q mejor realizado hasta la fecha.

Al igual que sus predecesoras, podemos visualizar un formato muy pequeño, y que provoca que algunos usuarios echen de menos unos botones más grandes.

En términos de calidad de imagen, aquí es donde este modelo se estrella, no siendo un rival para otras CSC en este rango de precios ni para las réflex digitales de nivel de entrada que podrían ofrecer una alternativa.

En resumen, si se compara lo pequeño con lo bello, entonces el retro-estilo de esta Pentax Q7 vale la pena. Esto también puede significar que te lo llevarás contigo y lograrás disparos que de otra manera no hubieras intentado.

Pentax Q7 frontal

Principales rivales

A continuación enumeramos algunos de los rivales esta cámara.

Canon EOS M

La Canon es una cámara compacta que cuenta con 18 megapíxeles de resolución, vídeos de alta definición a 1080p con enfoque automático continuo, y una interfaz de pantalla táctil.

Otras características destacables de la EOS M son su pantalla LCD de 3 pulgadas con una resolución de punto de 1.040k, un rango ISO de 100-25.600 y una zapata par el flash.

Fujifilm X-A1

La X-A1 de estilo retro ofrece un sensor APS-C de 16Mp., flash y zapata incorporados, conectividad Wi-Fi, disparo en ráfaga de 5,6 fps, pantalla LCD inclinable y grabación de películas en Full HD.

Nikon 1 J3

Este modelo de gama media de la gama de cámaras compactas de Nikon ofrece más megapíxeles, un cuerpo más pequeño y ligero, y un diseño de control más simplificado que su predecesor, el J2.

Olympus E-PM2

La Olympus es una de las cámaras compactas más pequeñas del mercado.

También conocido como PEN Mini, este modelo cuenta con el mismo sensor de imagen y motor de procesamiento que el buque insignia OM-D E-M5.

Olympus ha incorporado a este modelo el sistema de autoenfoque más rápido del mundo, una pantalla táctil LCD de 3 pulgadas, películas HD de 1080p completas y una amplia gama de filtros creativos.

Panasonic Lumix GF6

La GF6 es una cámara compacta de nivel básico que ofrece muchas características avanzadas por poco dinero.

La diminuta Lumix tiene una pantalla LCD inclinable, conectividad inalámbrica y NFC integrada, rápido autoenfoque de 0,09 segundos, un sensor Micro Four Thirds de 16 megapíxeles, vídeo de alta definición 1080i y una interfaz de pantalla táctil.

Samsung NX2000

La NX2000 es una cámara de nivel básico con un sensor APS-C de 20 megapíxeles, vídeo de 1080p, ISO 100-25.600, pantalla táctil de 3,7 pulgadas, disparo continuo de 8,6 fps y conectividad Wi-Fi / NFC.

ACCESORIOS