SONY RX100IV frontal

Sony Cyber-shot DSC-RX100 IV

Oferta
Sony Cyber-Shot DSC-RX100 IV 20.1 MP Digital Still Camera
  • Sensor de imagen CMOS apilado tipo 1.0 de 20 MP
  • Ráfaga de Disparo de 16 fps
  • Pantalla Articulada 180°
  • Chip DRAM

Sony Cyber-shot DSC-RX100 IV - 20.1 MP Digital Still Camera

La serie de cámaras compactas RX100 de Sony se ha ganado el aplauso por igual, de críticos y consumidores en los últimos años, encontrando el favor hacia un modelo que se puede llevar en el bolsillo o en el bolso, siempre y cuando no queramos llevar una cámara DSLR pero si parte de sus funcionalidades.

Sony mantiene el nivel en los 20.1 Mb, igual que en su antecesora la RX100 III, aunque el sensor lleva el nuevo diseño RS de Exmor, que emplea una estructura apilada con DRAM unida. Este conjunto permite velocidades de lectura que, según Sony, son 5 veces más rápidas que las de los modelos convencionales, y facilita mejoras en el rendimiento, como la grabación a 16 fps sin cortes, junto con un procesamiento mucho más rápido.

Sony RX100IV arriba

A este sensor se une el procesador Bionz X de Sony, que también está diseñado para velocidades ultra rápidas, por lo que en general deberíamos tener una pequeña cámara en tamaño pero con unas capacidades gigantes.

La edición anterior de la serie RX100 trajo un visor electrónico.

Este modelo incluye un obturador electrónico “anti-distorsión” para reducir el efecto de persiana enrollable al grabar vídeo. Esto significa que puede disparar a velocidades súper rápidas de hasta 1/32000 de segundo, lo que es muy útil si desea disparar con grandes aperturas bajo la luz del sol, o si está intentando capturar una acción de movimiento rápido, como escenas deportivas.

El objetivo de la RX100 IV sigue siendo de 24-70 mm. con una apertura máxima de f/1,8-f/2,8. Puede parecer una distancia focal bastante corta para una cámara compacta, pero es un rango focal popular para los usuarios de modelos DSLR, y es perfectamente adecuado para fotografía de interior y de viajes, es decir el uso más habitual de este tipo de cámaras compactas. También incorpora un zoom digital si necesitamos un extra de alcance, aunque con las limitaciones lógicas de este tipo de opciones.

Este es también el primer modelo de la serie que incluye grabación de vídeo en formato 4K, pero se debe indicar que está opción está limitada a cinco minutos, mientras que otros modelos pueden grabar más tiempo como la RX10 II, que permite grabar hasta 30 minutos en 4K. También puede grabar vídeo con el efecto decámara súper lenta.

Cuando se trata de tomas normales, se conservan muchas de las impresionantes características de su predecesora la RX100 III, incluida laestabilización de imagen de cinco ejes para ayudar a mantener las imágenes libres de borrosidad. Tenemos la opción de usar unasistente de enfoque manual para aquellos a los que les gusta enfocar sus imágenes manualmente, junto con un pico de enfoque para obtener una ayuda extra.

La conectividad Wi-Fi y NFC están incluidos en esta máquina, lo que nos permite controlar la cámara de forma remota desde un smartphone o tablet, y compartir rápidamente las fotos. También podemos descargar una selección de aplicaciones PlayMemories (gratuitas y de pago) directamente a la cámara, desde el sitio web de Sony, que le ofrecen funciones adicionales como la exposición múltiple.

Hay una característica en la que la nueva cámara ha retrocedido ligeramente, y es la duración de la batería. La RX100 IV tiene una duración de 280 tiros, lo cual es bastante mediocre comparado con otros modelos. Presumiblemente esto es motivado por el uso de un sensor más potente, pero es algo que se tiene que considerar si usamos este modelo como tu cámara de viaje.

Sony RX100IV bateria

La RX100 IV es una cámara muy pequeña, considerando el tamaño relativamente grande de su sensor, y es lo suficientemente pequeña como para tenerla cómodamente dentro de una chaqueta o el bolsillo correspondiente.

Hay dos posibilidades para encender la cámara: se puede utilizar el botón de encendido/apagado situado en la parte superior o soltar el visor emergente mediante un interruptor lateral. Al igual que con el modelo anterior, la activación del visor es un proceso de dos pasos, una vez que lo haya abierto, tendrá que tirar de él hacia atrás desde la carcasa. Sería bueno si esto fuera un proceso automatizado, que es algo que se puede esperar en una cámara de este nivel.

El visor se enciende automáticamente al acercar la cámara al ojo, y la pantalla se apaga en ese mismo momento, es un sistema bastante típico e intuitivo, aunque podemos apagar esta automatización si se quiere.

El visor es bastante grande y luminoso, pero debido a que no hay ocular, es posible que todavía puedas ver la escena a nuestro alrededor cuando se usa, a veces esto puede ser ventajoso, otras veces puede distraernos. Si vuelve a introducir el visor en su carcasa, se apagará la cámara, pero nuevamente podremos desactivar esta función si se desea.

Girar la pantalla del RX100 IV hacia delante, pone la cámara en modo de autodisparador y provoca que tengamos que mover el visor, para poder tener una visión completa de la pantalla.

En la parte superior de la RX100 IV hay un selector con todos los modos de exposición habituales, incluida la prioridad de apertura y el modo automático completo. También hay un ajuste llamado MR (recuperación de memoria), con el cual podemos guardar un conjunto de ajustes de disparo personalizados. También incorpora este modelo un modo HFR, o de alta velocidad de fotogramas, que da acceso a las opciones de vídeo en cámara lenta.

Un interruptor alrededor del disparador controla el zoom, mientras que un anillo alrededor del objetivo se puede personalizar para controlar diferentes parámetros.

De forma predeterminada, controla determinados ajustes en diferentes modos (por ejemplo, apertura en el modo de prioridad de apertura), pero puede que tenga más sentido ajustarlo a otros valores, como la compensación de la exposición, otras opciones incluyen ISO, balance de blancos, estilo creativo o zoom.

También hay un pequeño botón personalizado que se puede configurar con más de 40 opciones diferentes, incluyendo ISO, modo de medición y balance de blancos.

Ajustar el punto de enfoque automático es bastante fácil, si tenemos seleccionada la opción de área de Punto Flexible. Simplemente tenemos que presionar el botón central grande en la parte posterior de la cámara, luego usamos el dial de desplazamiento (que también funciona como un panel de navegación) para fijar el punto que necesita.

Sin embargo, sería más sencillo si hubiera una pantalla táctil, y sigue siendo decepcionante que Sony opte por no la incluyera en una compacta como esta.

Sony RX100IV detalle de bateria

Pulsando el botón Fn, se abre un menú rápido, que puede personalizarse completamente para incluir los ajustes que se necesita ajustar con más frecuencia.

La configuración de la función Wi-Fi es rápida y, una vez introducida la contraseña en el dispositivo, es aún más rápida.

Si tenemos un dispositivo compatible con NFC, sólo tenemos que tocarla con la cámara para emparejarla.

Podemos gestionar la cámara desde el teléfono usando la aplicación Smart Remote, que le permite ajustar un rango útil de ajustes, incluyendo ISO, apertura, compensación de exposición, punto de enfoque y zoom.

Calidad de construcción y uso de la Sony RX100IV

Este máquina fotográfica tiene un funcionamiento tan correctocomo las cámaras RX100 anteriores.

LosJPEGs que saca esta cámara son brillantes y vibrantes, con colores fieles a la realidad que tienen que plasmar, así como la cantidad justa de saturación para la mayoría de los sujetos.

Se puede elegir entre una amplia gama de estilos creativos si desea experimentar con diferentes estilos, como Intenso, Paisaje y Retrato, pero el ajuste Estándar produce resultados perfectamente buenos en la mayoría de las situaciones.

Se pueden ver muchos detalles finos en las imágenes tomadas con los ajustes de sensibilidad más bajos de ISO 100-400.

Sony RX100IV botonera

Los detalles comienzan a perderse gradualmente a medida que se incrementa el rango de sensibilidad, aunque las imágenes visualizadas con tamaños de impresión y de banda típicos conservan un nivel de detalle impresionante hasta ISO 6400; la calidad no es tan buena en ISO 12800, pero aún así es posible realizar una impresión A3 de aspecto decente.

El sistema de medición multi-segmento de Sony funciona bien la mayor parte del tiempo, en una amplia gama de condiciones de disparo, necesitando únicamente que apliquemos la compensación de exposición en las situaciones habituales, como al fotografiar objetos muy brillantes o en escenas de elevado contraste.

Si usamos el Dynamic Range Optimiser en la configuración Automática, nos ayudará a producir exposiciones equilibradas analizando la escena y procesando diferentes áreas de la imagen para retener más información en luces y sombras.

El ajuste de balance de blancos automático de la RX100 IV se adaptaba bien a una amplia variedad de condiciones de disparo, incluida la luz artificial, pero se puede elegir entre la gama habitual de configuraciones prefijadas si encuentramos que la función automática no está dando los resultados que necesitamos.

Elajuste de Sombra puede producir imágenes que son un poco calientes, mientras que otros ajustes, como la Luz del Sol, tienden a producir colores más precisos.

Para una cámara compacta, la longitud del zoom óptico de 2,9 aumentosdel objetivo de esta RX100 puede parecer una característica muy deficitaria, pero su equivalente en 35 mm de 24-70 mm es el rango focal con el que trabajan normalmente muchos usuarios de DSLR.

Como ventaja adicional, obtendrá una apertura máxima amplia en ambos extremos de la óptica, f/1,8 en el ajuste más ancho yf/2,8 en el extremo del teleobjetivo, lo que le permite difuminar el fondo de forma efectiva para obtener un gran efecto y utilizar velocidades de obturación rápidas.

Este modelo RX100 IV está limitado a cinco minutos de grabación de vídeo en calidad 4K a la vez, pero eso no debería suponer un gran problema si está grabando muchos clips cortos que después se pueden editar de forma conjunta.

Aunque la calidad es buena tanto en 4K como en Full HD, es posible ver un ligero efecto de gelatina cuando se desplaza la cámara.

Lasvelocidades de autoenfoque son bastante rápidas, con esta cámara se puede fijar con precisión y rapidez los objetos con buena luz.

A medida que los niveles de luz descienden, la cámara tiende a tardar un poco más en enfocar, pero aún así se las arregla para conseguir el enfoque preciso incluso en condiciones muy oscuras.

Veredicto sobre la RX100IV

La RX100IV ofrece una calidad de imagen realmente excelente, posiblemente la mejor disponible actualmente en una cámara de este tamaño. Lo que no es pequeño, sin embargo, es su precio, y a menos que esto caiga dramáticamente, parece poco probable que muchos fotógrafos entusiastas estén dispuestos a salpicar en la cámara.

Y mientras que Sony ha hecho algunas mejoras impresionantes en las características de este modelo que ayudan en la calidad de la imagen y las velocidades de funcionamiento, todavía hay bastantes aspectos para conseguir que este modelo compacto lo consideremos como perfecto.

El EVF plegable es muy bueno, y el aumento de la resolución lo ha hecho aún mejor que en en el modelo anterior, pero el proceso de dos pasos para desplegarlo sigue siendo un poco complicado, sería bueno que Sony pudiera encontrar una manera de automatizarlo.

La ausencia de una pantalla táctil continúa siendo un atraso, especialmente cuando se trata de ajustar el punto de enfoque automático, aunque no es difícil de conseguir ajustarlo, tampoco es muy rápido, y uno o dos segundos puede llevarnos esta gestión lo que puede ser un problema cuando intentamos capturar escenas en movimiento.

Sony RX100IV pantalla

Seguimos insistiendo que el hecho de que tengamos que desactivar la grabación en formato RAW antes de poder utilizar ciertos ajustes, como Efectos de imagen, añade más inconvenientes a la usabilidad de este modelo.

Lo ideal sería tener la opción de fotografiar tales efectos en RAW, de modo que tengamos la opción de volver a una imagen “limpia” posteriormente, pero si eso no es realmente posible, entonces apagar automáticamente el disparo en raw, al menos aceleraría las cosas.

Aunque es fantástico tener tantos ajustes y opciones que se pueden personalizar, puede hacer que los menús sean un poco complicados de gestionar, a Sony le vendría bien agilizar este proceso para la próxima evolución de la serie RX100.

Para muchos usuarios, el factor más importante a la hora de elegir una cámara es la calidad de imagen, y aquí es donde la RX100 IV destaca.

Estamos ante un modelo que funciona muy bien en condiciones de poca luz, pero también es fantástica en condiciones de luz brillante gracias a la capacidad de disparar a velocidades de obturación rápidas.

El rango de distancia focal es un poco limitado, pero es perfectamente adecuado para muchas casuísticas, y la amplia apertura en ambos extremos permite una gran profundidad de campo.

Varios problemas pequeños, que sumados se vuelven frustrantes, en el uso de este modelo.

No poder usar una pantalla táctil no es el fin del mundo, pero cuando estás filmando una escena en plena calle, necesitas mover rápidamente el punto AF de un lado de la pantalla a otro, tener que hacerlo manualmente puede significar que te pierdas la acción por completo.

Conclusión sobre la RX100IV

La RX100 IV es una excelente cámara compacta, y en lo fundamental que es la calidad de las fotografías, este modelo produce imágenes excelentes.

Es evidente que al estar ante este producto, y analizando algunos de los puntos negativos que muestra, serían más asumibles si su coste fuera más reducido.

También tenemos que destacar que esta ya es la cuarta generación de la serie RX100, por lo que Sony ha tenido muchas oportunidades para limitar y corregir estas deficiencias.

En general, sin embargo, esta es la mejor RX100 hasta la fecha, y podría decirse que la mejor cámara compacta actualmente en el mercado.

Si quieres algo que sea genial para el trabajo diario, incluye algunas funciones divertidas y de gama alta, como la grabación en 4K, y cabe perfectamente en tu bolsillo, y si puedes estirar hasta el precio que tiene, entonces no errarás en la compra.